ícone patrimonio cultural gastronomia

Gastronomía


Tras deleitarse con los paisajes de Arouca y con las páginas de la historia que pudo recorrer, termine su visita a la mesa. Elija entre la posta arouquesa, los medallones de ternera, el filete de arouqués o las chuletas de ternera a la parrilla. Acompañe con un vino verde de esta región y termine con un manjar de dulces conventuales. Déjese llevar por los paisajes en su estado puro, la quietud del aire serrano, de los recorridos pedestres con pasaje por lugares cuya belleza sobrepasa su imaginación. Déjese llevar también por esta carne y estos dulces. Atrévase a visitar Arouca.